Tarjetas gráficas


Cómo saber qué tarjeta gráfica tengo y cómo comparar entre las mejores tarjetas gráficas para optimizar mi equipo

Una tarjeta gráfica es un elemento fundamental del hardware de nuestros ordenadores, ya que se trata de la pieza encargada de producir las imágenes que vemos en las pantallas. Su función principal es por lo tanto convertir datos en señales que el monitor de nuestro ordenador pueda interpretar.

Hoy en día, la mayoría de los ordenadores ya poseen una tarjeta gráfica integrada, pero por lo general, el funcionamiento de esta no tiene un alcance adaptado ni posee la calidad suficiente para depende de qué usos.

Si estás interesado en conocer más de cerca el mundo de las tarjetas gráficas y saber si es necesario cambiar la tarjeta gráfica integrada que tu ordenador trae de serie, a continuación, te damos algunos trucos para que puedas identificar la tarjeta gráfica que posee tu equipo y para que seas capaz de comparar y elegir entre las mejores tarjetas gráficas atendiendo a sus diferentes prestaciones. Además, te aclaramos algunas dudas que puedan surgir a la hora de comprar una tarjeta gráfica y ciertos aspectos a tener en cuenta si lo que buscas es una tarjeta gráfica barata.

¿Qué tarjeta gráfica tengo?

Probablemente, en alguna ocasión desde el momento en que realizaste la compra de tu ordenador ya te hayas preguntado: ¿qué tarjeta gráfica tengo?  Sin embargo, no es hasta el instante en el que nos planteamos un uso más técnico de nuestro equipo, ya sea por cuestiones de trabajo (edición profesional de fotos o videos o tareas de diseño) o de ocio (videojuegos), cuando la necesidad de cambiar la tarjeta gráfica que poseemos se convierte en una realidad.  

Para ello, el primer paso que debemos dar es conocer la tarjeta gráfica de nuestro ordenador, dado que, de esta manera, podremos comparar tarjetas gráficas y seleccionar una que se adapte mejor a nuestras necesidades y posea mejores características que la actual.

Para dar con la información relativa a la tarjeta gráfica de nuestro ordenador, debemos encontrar el comando dxdiag simplemente tecleando su nombre en la barra de búsqueda de nuestro equipo. A continuación, aparecerá el contenido referente a la tarjeta gráfica, en la sección “pantalla” de la ventana Directx que se abrirá automáticamente.

Factores para tener en cuenta a la hora de comprar una tarjeta gráfica:

Una vez que conocemos estos datos, un factor que debemos tener en cuenta a la hora de elegir una tarjeta gráfica para portátil (las más demandadas) es que el tamaño sea acorde y esta pueda tener cabida en la caja del ordenador. Las propias limitaciones o el alcance del resto de componentes del equipo harán que merezca más o menos la pena realizar una gran inversión en una tarjeta gráfica para portátil, por lo que las tarjetas gráficas baratas son una buena opción si no queremos modificar el conjunto de elementos del PC, en el caso de que estos sean menos sofisticados. Sin duda, es a la hora de elegir una tarjeta gráfica para portátil dónde debemos ser más cuidadosos, ya que el resto de componentes del equipo son difíciles de cambiar si necesitan una modificación que se ajuste a las exigencias de la tarjeta gráfica.

Para poder continuar, y poder comparar la información que hemos obtenido con el resto de opciones de tarjetas gráficas disponibles en el mercado, antes de todo, debemos saber que el sector ya cuenta con fabricantes consagrados, como pueden ser las tarjetas gráficas Nvidia. Conocer los tipos de tarjetas que existen también nos ayudará a la hora de comprar una tarjeta gráfica que se ajuste en calidad y en precio a nuestras necesidades.

Si hablamos de una tarjeta gráfica Nvidiadebemos saber que existen diferentes gamas que van (en orden decreciente de potencia) desde modelos RTX (con tecnología Ray Tracing que proporciona grandes avances en cuestiones como la iluminación, las sombras y los reflejos de las imágenes de los juegos), pasando por modelos GTX y modelos GT.

Si lo que nos interesa es una tarjeta gráfica barata, puede que con un modelo GT nos baste, sin embargo, no debemos perder de vista que la gama GTX es algo superior en calidad y posee un amplio abanico de precios por lo que resulta sencillo encontrar algo que case mejor nuestro presupuesto con nuestros intereses en torno a las prestaciones.

Por otro lado, no debemos olvidar que como suele suceder de forma inevitable en el mundo de la tecnología, las prestaciones de las tarjetas gráficas pueden quedarse obsoletas si lo que necesitamos es un buen rendimiento que se mantenga al día con el resto de avances a largo plazo. Por lo que invertir en calidad y en gamas altas es lo más recomendado si queremos alargar lo máximo posible la vida útil de nuestra tarjeta gráfica.

Si tenemos estos pequeños detalles en cuenta, la elección de nuestra nueva tarjeta gráfica se convertirá en una labor más sencilla. Por suerte, hoy en día el catálogo de tarjetas gráficas es inmenso y está en continua evolución, por lo que la información que poseemos al respecto ¡también debe ser actualizada!

¿Te animas a indagar un poco más en el mundo de las tarjetas gráficas?

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. + info